Argentina se impuso sobre Ecuador y es semifinalista de la Copa América

0
2

La Selección le ganó a la Tricolor por 3-0 y está entre los mejores cuatro del certamen. Ahora se enfrentará con Colombia.

La Selección Argentina logró una clara victoria por 3-0 sobre Ecuador en el marcador, no tanto en el juego, pero logró clasificarse a las semifinales de la Copa América en donde enfrentará a Colombia el próximo martes.

Rodrigo De Paul (39’pt) abrió el marcador en la primera parte para la Albiceleste. En el complemento, cuando parecía que se complicaba el encuentro Lautaro Martínez (39’st) amplió y Lionel Messi (47’st) lo sentenció con un terrible tiro libre. El capitán dio las asistencias en los anteriores goles.

Argentina quiso poner condiciones en los minutos iniciales, pero una vez que Ecuador se acomodó el juego se hizo parejo. Con las bandas clausuradas para un lado y para el otro (en el equipo nacional no funcionaron las sociedades MolinaDe Paul, por derecha, y AcuñaGonzález, por la izquierda), el dominio se disputó fundamentalmente por el centro del campo. Y Ecuador aprovechó la ausencia de un volante natural de contención en la Argentina para tener la pelota durante varios pasajes de la etapa.


Te recomendamos: Messi: «Era uno de los objetivos de Argentina entrar entre los cuatro primeros»


La jerarquía individual, sin embargo, le fue permitiendo a los de Scaloni la generación de chances de riesgo. La primera fue a los 13m, cuando Lautaro Martínez recibió un pase largo de Pezzella, eludió a Galíndez y tiró al arco, pero Arboleda sacó en la línea.

Luego hubo un remate de Messi que Estupiñán sacó al córner; un tiro de Pezzella apenas desviado y, antes del gol, la mejor de todas para la Argentina a partir de un error del rival: Gruezo hizo un pase atrás y el que recibió fue Messi, que se fue solo al arco de Ecuador y el disparo, ante la salida de Galíndez, dio en un palo.

El conjunto de Gustavo Alfaro contó con un remate de Méndez que Martínez despejó hacia un costado y, luego, con una chance clarísima para abrir el marcador, a los 37m, cuando Valencia, primero, y Franco después no alcanzaron a conectar un centro preciso de Estupiñán. En la réplica Argentina sacó diferencia.

Messi capturó una pelota luego de que Galíndez saliera a cortar una entrada de González fuera del área, construyó una asistencia magistral y De Paul, ante el cruce de los centrales ecuatorianos, definió cruzado, de derecha, para anotar el 1 a 0 merecido.

Antes del descanso los de Alfaro pudieron empatar, pero Valencia, otra vez, no llegó a ponerle la cabeza a un centro de Mena. Y Argentina pudo sacar más ventaja, con una doble tapada de Galíndez ante una entrada de Nico González.

Los cambios que hizo Alfaro para el complemento (Plata Estrada por Palacios Gruezo) surtieron efecto: Ecuador fue edificando superioridad y se acercó con opciones para empatar (las más claras fueron a los 15m, con una entrada de Valencia que sacó Martínez; y unos minutos más tarde con un despeje de cabeza de González que casi se convierte en un gol en contra).

Argentina, en cambio, volvió a mostrar su cara más floja, lo que viene siendo habitual en los segundos tiempos: se fue tirando cada vez más atrás, a la espera de que Messi resolviera los problemas. Scaloni, además, demoró casi media hora en mover el banco.

Los ingresos de Guido Rodríguez y Ángel Di María le dieron más equilibrio al seleccionado albiceleste, y Ecuador ya no se acercó tan frecuentemente ni con tanto peligro hasta el arco de Martínez.

El sufrimiento se terminó a los 39m, cuando Di María robó una pelota en la salida de EcuadorMessi tomó la pelota y cedió para que Lautaro liquidara el partido con un derechazo inatajable.

El propio Messi puso la cereza del postre: se encargó de un tiro libre al borde del área (el árbitro Sampaio había cobrado penal, pero rectificó en el VAR) y colgó el 3 a 0 de un ángulo.

En el camino hacia un título que le resulta esquivo desde 1993, la próxima parada para la Argentina será la semifinal contra Colombia, en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia, el martes.

Por el otro lado de la llave, un día antes en Río de Janeiro, jugarán el local y gran favorito, Brasil, contra Perú. La gran final está prevista para el sábado 10 en el legendario estadio Maracaná.

Comentários no Facebook