Boca arrancó la Copa de la Superliga a puro gol en Mendoza

0
0

El Xeneize fue contundente y goleó a Godoy Cruz por 4-1.

Boca Juniors mostró en Mendoza la versión que le permitió adjudicarse el título de la Superliga, y le ganó con justicia por 4-1 a Godoy Cruz en el estadio Malvinas Argentinas, por la fecha inicial de la Copa Superliga.

Desde el comienzo del juego, disputado a puertas cerradas por el avance del coronavirus, el conjunto de Miguel Ángel Russo impuso las condiciones, ante un rival que no completó su mejor torneo, pese a una mejoría en las últimas fechas, y que compartió la última posición con Colón.

Boca, sin Carlos Tevez, tuvo facilidades para ingresar con pelota dominada al área mendocina, principalmente en la primera mitad, y le hizo pagar un precio elevado a Godoy Cruz por esa falencia.

A los 6, Julio Buffarini estableció la ventaja inicial con un derechazo potente y cruzado, después de un despeje corto de la defensa local.
Y a los 30, Boca recuperó la ventaja tras el empate local, con un remate de

Eduardo Salvio, después de una combinación con Buffarini por el sector derecho del ataque visitante, pero con menor ángulo que en el primer gol.

Lo de Godoy Cruz fue más bien flojo. Si alcanzó la igualdad fue sólo por la insistencia de Juan Brunetta, a quien Esteban Andrada le sacó un remate desde lejos y quien envió el centro para el cabezazo de Tomás Badaloni que significó la igualdad transitoria del Tomba, a los 28.

El segundo gol Xeneize fue un golpe duro para el equipo de Mario Sciaqua, que no se marchó al descanso con una distancia mayor en contra porque Ramón Wanchope Ábila no estuvo certero en la definición.

Godoy Cruz estuvo cerca de volver a empatar en el inicio del complemento, pero el palo izquierdo de Andrada devolvió un bombazo de Brunetta.

Fue lo último que hizo el conjunto mendocino en ataque. A los 21, Boca liquidó el partido con un derechazo de Carlos Izquierdoz, que se encontró con un balón perdido dentro del área, y todo se acabó.

El Xeneize decoró el resultado a los 43 con un cabezazo del colombiano Jorman Campuzano, poco después de su ingreso en reemplazo de Salvio, y continuó así con los festejos por la consagración en la Superliga y la goleada que obtuvo como local ante DIM entre semana, por la Copa Libertadores.

Comentários no Facebook