Boca festejó ante Paranaense y se instaló en los cuartos de final

0
2

El Xeneize se impuso por 2 a 0 con goles de Ábila y Salvio, para seguir avanzando en la Libertadores.

Boca Juniors venció  2-0 como local a Athletico Paranaense en La Bombonera, por la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores de América, y accedió a la siguiente instancia del máximo torneo a nivel continental.

Ramón Ábila y Eduardo Salvio marcaron los goles del partido. Así, Boca cerró un 3-0 en el resultado global, por el 1-0 en Curitiba.

En cuartos, el xeneize chocará con Liga Deportiva Universitaria de Quito, que viene de eliminar a Olimpia de Paraguay.

Fue el último partido en el club de la ribera para Nahitan Nández, quien dejó el campo a los 29 minutos del segundo tiempo acompañado por una ovación de los hinchas y será futbolista de Cagliari.

Hubo prácticamente un solo equipo en cancha en el primer tiempo, porque casi todo fue de Boca. Si bien los dirigidos por Gustavo Alfaro salieron acelerados y aplicaron mucha pierna fuerte en el inicio, de a poco fueron clarificando su juego y generaron muchas chances en el área rival.

A los 11 minutos intentó Nicolás Capaldo desde afuera del área y el arquero Santos voló para sacar la pelota por encima del travesaño.

Cinco minutos más tarde, Ábila, tras un gran pase de Alexis Mac Allister, tocó ante la salida de Santos para que Nahitan Nández definiera, pero un defensor, casi sobre la línea, se interpuso para despejar el peligro.

La única de la visita llegó a los 20, con un tiro libre de Nikao que se fue cerca del palo izquierdo, aunque bien controlado por la atenta mirada de Esteban Andrada.

El xeneize tuvo la más clara a los 34. Capaldo cabeceó, Santos voló para lograr una gran atajada, el balón rebotó en un defensor y, cuando se metía, otro futbolista brasileño la sacó de chilena sobre la línea.

Ábila se lo perdió increíblemente en el área chica, a los 43, tras un tiro libre en forma de centro de Mauro Zárate desde la izquierda. Un minuto después, Santos se volvió a lucir para sacarle un cabezazo a Mac Allister.

En el segundo período, Boca se sacó la mufa de arranque, porque a los 11 minutos Ábila encaró a pura potencia a Márcio Azevedo y sacó un violento derechazo que infló la red para darle una mayor tranquilidad al local.

Por si fuera poco, dos minutos más tarde Andrada demostró que siempre está preparado para responder, porque en el primer tiro al arco del rival sacó un disparo de Marco Ruben que se le metía junto al palo derecho.

A los 17, Ábila bajó la pelota con el pecho, amagó y tocó para que rematara Zárate, pero Santos se quedó con el intento del ex Vélez Sarsfield.

Luego, el local sostuvo con tranquilidad la ventaja ante un rival que nunca logró inquietarlo. Pero, eso si, quedaba tiempo para que, a los 49, Salvio convirtiera su primer gol con la camiseta del club del cual es hincha.

Comentários no Facebook