Boca festejó de la mano de Tevez y se clasificó como líder

0
4

El Xeneize lo dio vuelta y se impuso por 2-1 ante Paranaense. El equipo de Alfaro se quedó con el grupo y puede cruzarse con River en octavos.

Boca Juniors le ganó agónicamente por 2-1 a Athletico Paranaense en su último partido por el Grupo G de la Copa Libertadores y cumplió su objetivo de terminar puntero de su zona, lo que le otorgará la ventaja de definir como local, como mínimo, la llave de octavos de final.

Marco Ruben, el verdugo de Boca en el 3-0 que el conjunto brasileño logró en la ida en Curutiba ante el Xeneize, abrió la cuenta para Paranaense, que tuvo al argentino Luis González como titular y a su compatriota Tomás Andrade entre los suplentes.

Lisandro López, también en el complemento, fue el autor del empate para el equipo local, que jugó los últimos 15 minutos del encuentro con un hombre más por la expulsión de Wellington.

En tiempo adicionado, Carlos Tevez, quien ingresó en el complemento y le cambió la cara a su equipo, anotó el gol de la victoria.

Con este triunfo, el conjunto de Gustavo Alfaro terminó en la cima del Grupo G con 11 puntos, dos más que Athletico Paranaense.

Boca impuso las condiciones desde el inicio en un campo de juego pesado por la lluvia caída antes del encuentro, pero el predominio territorial duró apenas un cuarto de hora.

En ese lapso tuvo las situaciones más claras para ponerse en ventaja: un intento de media distancia de Mauro Zárate, un taco de Darío Benedetto que fue a la posición del arquero Santos y una definición de Lisandro López, en soledad, por encima del travesaño.

Luego Paranaense se acomodó en el partido, comenzó a tomar un poco mejor las subidas por las bandas de los jugadores locales, principalmente por el costado derecho con Julio Buffarini, y de a poco niveló las acciones. No complicó a Esteban Andrada, es cierto, pero tampoco volvió a sufrir en su área.

Boca tuvo que esperar a que Paranaense se pusiera en ventaja en el complemento para salir del letargo. El gol de Ruben a los 20, de palomita, tras una pésima salida de Andrada, despertó al Xeneize.

Alfaro, casi de inmediato, dispuso el ingreso de Carlos Tevez y lo juntó con Cristian Pavón, quien había entrado previamente, Mauro Zárate y Ramón Ábila, que en el primer tiempo reemplazó a Benedetto, por lesión.

El empate se generó en los pies de Zárate, quien envió un centro llovido que encontró a Lisandro López en una situación parecida a la ocasión que despedició en el primer capítulo. Pero esta vez el defensor central no falló y venció a Santos para poner el 1-0.

Con un hombre más tras la fuerte falta de Wellington sobre Tevez en la mitad de la cancha, que le valió la expulsión al brasileño, el local volcó la cancha hacia el arco brasileño en los últimos diez minutos.

Y fue gracias al Apache que desató los festejos en La Bombonera. El delantero tomó un balón en la puerta del área y con un derechazo bajo estableció la ventaja definitiva para su equipo.

El equipo de la ribera conocerá el lunes el nombre de su rival en octavos, en el sorteo que se realizará en la sede de la Conmebol en Luque. Entre los posibles candidatos están los equipos argentinos que accedieron a esa instancia: River, San Lorenzo y Godoy Cruz.

En Bolivia, mientras tanto, Deportes Tolima le ganó por 2-0 como visitante a Jorge Wilstermann y quedó con 8 puntos, pero no le alcanzó para concretar el milagro de superar a Boca.

Dolor de cabeza para Alfaro: se lesionó Darío Benedetto

El delantero de Boca arrastraba una molestia del partido y, luego de un remate, pidió el cambio.

Duró solamente 38 minutos en cancha Darío Benedetto. La lluvia, la cancha pesada y la exigencia del rival le terminó jugando una mala pasada al Pipa, quien presentó una molestia en el aductor y debió ser reemplazado por Wanchope Ábila.

Habrá que ver si se trata de una lesión de gravedad o existe la chance de que pueda jugar el domingo ante Vélez.

Con mucha bronca se retiró del campo de juego el ex futbolista de Arsenal y América, entre otros, ya que terminó pagando caro el estado del campo de juego.

Sin demasiado tiempo que perder, Gustavo Alfaro mandó a calentar a Wanchope y el ex Huracán fue el que saltó al campo de juego para disputar el resto del partido.

Comentários no Facebook