Fiesta Monumental: River celebró ante Boca en el Superclásico y quedó como líder

0
3

El Millonario fue superior al Xeneize y se impuso por 2-1 con un doblete de Julián Álvarez. Zambrano descontó para los de Battaglia.

River Plate, nuevo líder de la Liga Profesional de Fútbol, derrotó hoy a Boca Juniors por 2 a 1, en el partido válido por la fecha 14, con una soberbia actuación que contentó a los miles de hinchas que volvieron al Monumental.

El delantero Julián Álvarez convirtió por duplicado para el equipo de Marcelo Gallardo, mientras que el defensor peruano Carlos Zambrano descontó en la última jugada.

El «Millonario» alcanzó los 30 puntos con la cuarta victoria consecutiva y es líder del campeonato. A su vez terminó con el invicto de Sebastián Battaglia como entrenador de Boca, que terminó con diez jugadores por la expulsión de Marcos Rojo.

El partido de River fue casi perfecto. Le faltó definirlo en el segundo tiempo, pero en todo momento fue más que Boca. Un fútbol de alto vuelo basado en el juego de equipo con individualidades brillantes en Álvarez, Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz, Robert Rojas, Paulo Díaz y Santiago Simón, la gran novedad de la formación.

River empezó con la posesión de la pelota ante la intención clara de Boca de aprovechar un error en la recuperación. El equipo de Battaglia cedió el protagonismo, a diferencia de sus últimas presentaciones.

Con paciencia, los dirigidos por Gallardo intentaron llegar al área con la conexión Enzo Pérez, De La Cruz y Palavecino.

Una infracción de Enzo Pérez le valió tarjeta amarilla en los minutos iniciales y luego se produjo un encuentro cercano entre varios jugadores de ambos clubes. El árbitro Fernando Rapallini convocó a los capitanes Franco Armani y Carlos Izquierdoz en señal de advertencia. El juez no quiso que el Superclásico se le fuera de las manos.

Rojo generó una fuerte entrada sobre Braian Romero, luego reemplazado, y recibió la segunda amarilla, tras una infracción a Palavecino.

Boca se quedó con diez jugadores y Battaglia dispuso la salida de Edwin Cardona para el ingreso de Zambrano. En 15 minutos, el elenco xeneize sufrió la baja de un referente por un lado y del creador de fútbol por el otro, un arma mortal para la pelota parada.

Quizás este episodio haya condicionado los planes de Boca, pero River ya había demostrado mejor funcionamiento.

Entre tanto, River pasó al frente con el gran gol de Álvarez. Encaró al área, se sacó de encima una marca y sacó un derechazo que sobrepasó la línea de un desesperado Agustín Rossi.

El segundo tanto se produjo tras un error de Rossi en la salida: la capturó Milton Casco, cedió para Simón para el centro preciso y el delantero del seleccionado argentino lo transformó en gol.

Durante la primera parte, Boca sólo ejecutó un tiro al arco con un remate del peruano Luis Advíncula que pasó cerca del palo izquierdo.

River mantuvo la línea en el segundo tiempo. La falta de definición lo privó de una goleada. Antes de la media hora, Carrascal, de flojo partido en su ingreso por el lesionado Romero, definió mal, en soledad, ante Rossi; un remate de Simón fue desviado por Izquierdoz y Angileri tuvo un disparo en el palo.

Los dirigidos por Gallardo dejaron con vida a un Boca confundido, permeable y sin vocación ofensiva que encontró el descuento en el final con un cabezazo de Zambrano que Armani no pudo sacar. La pelota traspuso la línea con claridad.

La diferencia pudo haber sido mayor, no se reflejó con la buena actuación de un River que volvió a pisar fuerte, que se reencontró con su mejor fútbol para tomar el liderazgo, al menos hasta que Talleres de Córdoba juegue mañana ante Defensa y Justicia.

En la próxima fecha, River enfrentará a Banfield Boca lo hará ante Lanús.

El siguiente es el detalle, uno por uno, de los rendimientos en el Superclásico:

River:

Franco Armani (6): Espectador de lujo en un partido en el que atacó un sólo equipo durante los 90 minutos, aunque sufrió el gol de Zambrano en el cierre.

Milton Casco (6): Buen partido del lateral, tanto en defensa, donde fue poco exigido, como en ataque.

Robert Rojas (7): Muy firme el paraguayo, pese al poco peso ofensivo de Boca. Se quedó con un lugar en un podio sumamente disputado.

Paulo Díaz (6): Un escalón por debajo de Rojas, pero también cumplió sobremanera.

Fabrizio Angileri (6): Al igual que Casco, el ex Godoy Cruz tuvo un buen partido y hasta tuvo la posibilidad de convertir de tijera, pero el palo le dijo que no.

Santiago Simón (7): De los mejores jugadores de River en la jornada dominical, al juvenil de 19 años le sobró para estar a la altura de un cotejo de tal magnitud.

Enzo Pérez (7): Pese a ver la amarilla en el inicio del partido, el volante puso toda su experiencia a disposición del equipo, no tuvo riesgo de expulsión y manejo los hilos de la circulación de la pelota.

Nicolás De la Cruz (6): Aportó dinámica en un equipo que no bajó de los seis puntos.

Agustín Palavecino (6): Otro que cumplió y hasta superó las expectativas en la mitad de la cancha.

Braian Romero (6): Generó la primera amarilla de Rojo con picardía, pero pudo hacer poco más debido a que dejó el campo de juego a los 33 minutos del primer tiempo por una molestia muscular.

Julián Álvarez (9): Consagratorio partido para el delantero, una vez más. Sin lugar a dudas, la figura del Superclásico con un nivel arrollador.

Jorge Carrascal (5): Entró por Romero y no pudo mostrar su mejor versión, a pesar de que parecía un partido para un futbolista de sus características. En medio del clima de fiesta, ocasionó murmullos de los hinchas por tomar decisiones equivocadas.

Benjamín Rollheiser (6): Buen ingreso del dinámico y ligero juvenil, que aportó velocidad en el tramo final del duelo.

Boca:

Agustín Rossi (2): Partido para el olvido del arquero «xeneize», que tuvo una insólita reacción en el primer tanto de Álvarez y se quedó anclado sobre la línea en el segundo, además de una serie de dudas que mostró ante cada avance del «Millonario».

Luis Advíncula (6): De los pocos jugadores de Boca que mostraron algo de rebeldía en un cotejo que lo tuvo contra las cuerdas casi desde el comienzo.

Carlos Izquierdoz (4): Poco pudo hacer ante los avasallantes ataques de River y se lo vio nervioso en la salida a raíz de la falta de receptores.

Marcos Rojo (X): Estuvo en cancha 16 minutos, pero le bastó para complicar por completo el panorama de su equipo. Si bien la expulsión deja dudas, el defensor careció de inteligencia cuando Boca más lo necesitaba.

Frank Fabra (5): Tuvo algunos cierres interesantes dentro del caos defensivo que fue el «Xeneize», aunque el segundo gol llegó por su banda.

Diego González (3): Muy poco del volante, que brilló por su ausencia y salió en el entretiempo.

Jorman Campuzano (3): Igual que el «Pulpo», desaparecido en acción en un mediocampo que fue de River por completo.

Agustín Almendra (3): Errático con el balón en los pies, el joven volante no estuvo a la altura en una zona clave.

Edwin Cardona (X): El más perjudicado por la expulsión de Rojo, dado que debió salir para el ingreso de Zambrano.

Cristian Pavón (3): Escasas apariciones y nulo aporte para el equipo, aunque el contexto no lo acompañó.

Nicolás Orsini (3): Le tocó enfrentarse a toda la defensa de River y poco pudo hacer para ganar siquiera uno de los duelos.

Carlos Zambrano (4): Un punto más por el gol en el final, porque su rendimiento estuvo en sintonía con el del resto de sus compañeros.

Esteban Rolón (5): Entró en el inicio del complemento, cuando ya no había partido. Alguna recuperación y poco más.

Cristian Medina (5): Jugó todo el segundo tiempo e intentó generar algo en un equipo que quedó Knockout desde los minutos iniciales.

Comentários no Facebook