Godoy Cruz no pudo con un Palmeiras que se clasificó a cuartos de final

0
5

El Tomba hizo un buen partido, pero un penal quebró la paridad y cayó por 4-0 en Sao Paulo.

Godoy Cruz se despidió de la Copa Libertadores en los octavos de final, tras caer como visitante por un exagerado 4-0 ante Palmeiras, que completó la serie con un global de 6-2.

El conjunto mendocino completó un interesante primer tiempo y resistió sin mayores contratiempos hasta los 11 del complemento, cuando Raphael Veiga convirtió un penal sancionado de manera insólita por el uruguayo Esteban Ostojich, aún con la asistencia del VAR.

El colombiano Borja, a los 28 de esa segunda mitad, sentenció el juego y la serie en favor del equipo dirigido por Luiz Felipe Scolari, mientras que Scarpa, a los 38, y Dudú, a los 48, decoraron el resultado.

Godoy Cruz, que terminó con un hombre menos por la expulsión de Agustín Manzur, presentó un planteo sólido que impidió el lucimiento del equipo local. Incluso mostró algunas insinuaciones en ataque, a través de las cuales merodeó el área rival.

Sin embargo, el equipo dirigido por Lucas Bernardi no sólo pagó caro su falta de profundidad en el estadio de Palmeiras, sino, fundamentalmente, la chance que le dio al elenco brasileño de reaccionar en el encuentro de ida.

Todo cambió cuando Ostojich, en la segunda etapa, sancionó un inexistente penal por una mano de Joaquín Varela que existió, pero que de ningún modo fue intencional.

Agravó la decisión del árbitro uruguayo que convalidó la falta aún después de revisar la acción en los monitores, advertido por sus colegas del VAR.

Palmeiras se agrandó después del 1-0 de Raphael Veiga y Godoy Cruz entró en estado de confusión, hasta el punto que su arquero, Andrés Mehring, quien había tenido tapadas que lo convertían en figura y mantenían a su equipo con chances, se equivocó en una salida y posibilitó el 2-0 del colombiano Borja.

Scarpa estableció el 3-0 ante un Godoy Cruz que ya había perdido los estribos. Una clara demostración de ello fue el patadón que pegó Manzur, quien ingresó en el complemento, que derivó en una merecida tarjeta roja.

Dudú extendió la goleada, en tiempo adicionado, con un gran derechazo cruzado que no hizo más que ponerle una dosis más de injusticia a una serie que, en condiciones normales, fue más pareja que el resultadoo global.

Fue el final del sueño para Godoy Cruz en el certamen continental. Palmeiras, por su parte, chocará en la siguiente instancia con el vencedor de Gremio-Libertad.

Comentários no Facebook