Hallan asesinada y enterrada a una joven desaparecida en Moreno

0
4

Una mujer de 26 años que estaba desaparecida desde el 4 de abril último fue hallada esta madrugada asesinada dentro de una bolsa y enterrada. Estaba a 200 metros de la casa de su ex novio, quien se encontraba detenido.

Una joven de 26 años que estaba desaparecida desde el 4 de abril último fue hallada hoy asesinada adentro de una bolsa enterrada a 200 metros de la casa de su ex pareja, quien ya estaba detenido como sospechoso del femicidio, en el partido bonaerense de Moreno, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Camila Aldana Tarocco (26), quien se convirtió en una nueva víctima de femicidio desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el coronavirus el 20 de marzo último.

En tanto, el detenido Ariel Alberto González (33) había sido denunciado por Camila, quien lo acusó de lesiones y amenazas, y luego beneficiado por el juez Garantías de Moreno-General Rodríguez 2 Gabriel Castro con un arresto domiciliario, dijeron a Télam los voceros judiciales consultados y los propios familiares de la víctima.

El hallazgo del cuerpo se produjo cerca de las 0.30 de esta madrugada en un descampado situado en avenida Monsegur y calle San Cayetano, cerca del predio recreativo del Sindicato de Seguros y a dos cuadras de la casa de González, en la localidad de La Reja, en Moreno.

Una brigada policial llegó hasta ese lugar con canes rastreadores que detectaron tierra removida entre unos pastizales y finalmente se encontró una bolsa negra que contenía el cadáver de Camila, quien tenía dos hijos de 5 y 7 años con el acusado.

Tras el hallazgo, la fiscal 3 de Moreno-General Rodríguez, Luisa Pontecorvo, se presentó en el lugar y ordenó trasladar el cuerpo a la morgue de ese departamento judicial para que se lleve a cabo la autopsia.

Esta tarde, los médicos forenses que practicaron la necropsia no pudieron establecer la mecánica del crimen ya que el cadáver estaba deteriorado y sin lesiones visibles, aunque estimaron que la muerte se produjo de manera traumática hace diez días, es decir, casi al mismo tiempo en que la víctima desapareció.

Ante esta situación, los investigadores aguardarán los resultados de los estudios anatopatológicos para precisar cómo mataron a Camila.

En tanto, las fuentes explicaron que se llegó al lugar del hallazgo tras un llamado anónimo a la comisaría 8va. de Moreno en el que se indicó que el cuerpo estaba allí.

Previamente, un familiar del acusado reveló a los pesquisas que el 4 de abril, el mismo González llegó a su casa y le contó que había matado a Camila.

“El juez dejó el libertad a Ariel (González), el asesino, porque le otorgó la prisión domiciliaria y lo mandó a la casa sin una tobillera y sin custodia. Queremos justicia y que el juez renuncie o de una explicación pública por haberle dado la domiciliaria”, dijo a Télam Daiana, una prima de la víctima, tras confirmarse el hallazgo del cadáver.

Mientras que Haydeé, una amiga de la joven asesinada, contó esta tarde a Telefé que la noche previa a la desaparición, la víctima le dijo a González que se iba a ir a vivir a lo de una amiga porque tenía miedo ya que días antes le habían robado en su vivienda, y consideró que ese pudo haber sido el desencadenante del femicidio.

Este nuevo femicidio generó conmoción en Moreno, cuya intendenta, Mariel Fernández, difundió una carta en la que manifestó su “tristeza enorme” por lo ocurrido con Camila y pidió a las mujeres que sufren violencia de género durante el aislamiento obligatorio por el coronavirus que “busquen ayuda”.

Por su parte, el acusado González será indagado mañana por la fiscal Pontecorvo, al tiempo que los dos hijos de la pareja quedaron al cuidado de familiares del hombre, con quienes vivían antes del crimen.

Durante la búsqueda de Camila, el sospechoso declaró que había estado con ella hasta el sábado 4 de abril a la mañana cuando luego de pasar la noche juntos la acompañó hasta una parada de colectivos.

Según el acusado, cuando se despidieron, Camila iba a retirar de un cajero automático los 10.000 pesos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que el Gobierno Nacional otorga a los trabajadores del sector informal durante la cuarentena por el coronavirus.

Sin embargo, los investigadores determinaron que ese dinero depositado en la cuenta de Camila nunca fue retirado ni transferido.

En base a una serie de indicios y contradicciones, la fiscal dispuso el 8 de abril la detención de González, quien, además, había violado el arresto domiciliario dispuesto en la causa por lesiones y amenazas a cargo del juez Castro.

A su vez, González tenía otros antecedentes penales desde 2013, entre ellos, un robo agravado.

Por otra parte, en la casa del acusado se secuestró una pala con tierra seca y otras pertenencias de la joven, aunque no lograron localizar aún su teléfono celular.

Antes de ser asesinada, Camila mantenía una relación sentimental con un ex soldado voluntario que fue demorado en un inicio de la pesquisa y tras declarar quedó libre.

Fuente: Telam

Comentários no Facebook