Independiente dio vuelta la serie y se clasificó a octavos

0
8

El Rojo venció por 2 a 0 como local a Rionegro Águilas y avanza en la Copa Sudamericana.

Independiente accedió esta noche a los octavos de final de la Copa Sudamericana gracias al triunfo por 2-0 que logró como local ante un modesto y especulativo Rionegro Águilas Doradas.

El Rojo estuvo lejos de completar una actuación contundente, pero al menos revirtió la serie ante el conjunto colombiano y le dio un poco de aire a su entrenador, Ariel Holan, cuya continuidad comenzó a ponerse en duda luego de la derrota por 3-2 que Independiente cosechó en la ida en Colombia.

Silvio Romero y el paraguayo Cecilio Domínguez fueron los autores de los goles para el conjunto de Avellaneda, que tuvo en Pablo Pérez, partícipe necesario en ambos goles, a su figura más destacada.

Independiente tuvo la iniciativa en los primeros cuarenta y cinco minutos en el estadio Libertadores de América, pero careció de ingenio para perforar una nutrida defensa rival.

Así, le facilitó el trabajo a un conjunto colombiano que se agrupó bien en su campo y que incluso incomodó al arquero uruguayo Martín Campaña en algunas aproximaciones aisladas.

El regreso al esquema tradicional no le dio los réditos necesarios en esa primera mitad a Independiente, que más por impericia que por falta de buenas intenciones desabasteció a Silvio Romero, el único centrodelantero.

Los intentos del tridente compuesto por Jonathan Menéndez, Martín Benítez y Cecilio Domínguez se diluyeron a medida que se acercaron al área rival y el local lo sufrió.

De un envío largo de Pablo Pérez a espaldas de los centrales, a los 2 minutos del complemento, nació la apertura del marcador. Silvio Romero le sacó el jugo a un despeje defectuoso de Carlos Ramírez y la picó ante la salida de Delgado, para establecer el 1-0.

El equipo colombiano, que no mostró en la serie más aptitudes que un pasaje de inspiración en el juego de ida, se desorientó. E Independiente, sin convertirse en un súper equipo, acentuó su dominio.

Fue así que a los 14, Benítez habilitó al vacío a Pablo Pérez, que le ganó con el cuerpo a Ramírez y envió un centro que el paraguayo Domínguez conectó con un gran cabezazo para tranquilizar a su equipo, al público y a su entrenador.

Independiente justificó la diferencia en el resultado con la tenencia del balón en la última media hora de juego, en la que se encontró con un oponente más abierto y con escasos argumentos para lograr, al menos, el descuento.

En la próxima ronda, el equipo de Avellaneda se medirá con Universidad Católica de Ecuador, que superó con holgura su llave ante Melgar, con un global de 6-0, tras empatar esta noche 0-0 en Perú.

Comentários no Facebook