Rosario Central liquidó el partido en 15 minutos y goleó a Arsenal por 4 a 0

0
6

El Canalla aplastó al elenco de Sarandí y se impuso por 4-0 en el Gigante de Arroyito.

Rosario Central goleó 4 a 0 a Arsenal en un entretenido encuentro jugado esta tarde en el Gigante de Arroyito, por la octava fecha del Torneo de la Liga Profesional, y dejó de ser el último de la tabla, lugar que ahora ocupa el equipo de Sarandí.

Los goles fueron convertidos por los delanteros Lucas Gamba, en tres ocasiones, y Marco Ruben, todos en el primer tiempo.

Central estableció una gran diferencia en el primer tiempo, al extremo que en apenas 15 minutos convirtió tres goles.

Apenas habían jugado seis minutos cuando Ávila no sacó una pelota que cayó en el área, Albertengo remató de mediavuelta y Broun salvó el gol con el pie derecho.

En el minuto siguiente, Ferreyra la recuperó en la salida visitante, hizo una pared con Ruben, habilitó a Correa por la izquierda del área y tras el centro atrás Gamba, de zurda y con remate alto, abrió el marcador.

Desde allí Central fue con todo al ataque y dos minutos después Ferreyra apareció por la derecha, esperó que picara Gamba y colocó el centro pasado para que el delantero se tirara en palomita y la clavara abajo, junto al segundo palo.

Arsenal respondió a los 12 minutos, con un buen zurdazo de Alan Ruiz, que Broun envió al córner. A los 15′, Blanco ejecutó un tiro libre desde la derecha, hubo un rechazo corto, Martínez remató de volea desde el borde del área, la pelota rebotó en Larralde y le cayó servida a Ruben, quien con volea de zurda la clavó abajo junto al poste izquierdo.

Y a los 32, Zabala se la robó a Larralde en el medio campo, asistió por la izquierda a Gamba y éste le pegó de zurda, con la cara interna, y la metió arriba, en el primer palo de Sappa, para redondear la goleada de un primer tiempo soñado.

Arsenal mejoró un poco en el complemento con los cuatro cambios que hizo Israel Damonte, aunque sólo llegó a los 12 minutos con una buena asistencia de Castro a Albertengo, pero Broun ganó muy bien el mano a mano.

Central reguló el desarrollo, hizo circular la pelota y recién llegó a los 15′ con un buen centro de Blanco que terminó con una volea de Almada que pegó en la mano de Méndez, pero Lamolina dejó seguir.

Ortiz, que había ingresado en el complemento, se hizo expulsar a los 26′ por un puñetazo en la espalda a Ferreyra, sin pelota, en una muestra de la impotencia que envolvió a algunos jugadores visitantes.

Y en el último minuto el ingresado volante ofensivo Gino Infantino se perdió el quinto gol, salvado por el arquero Sappa con una gran atajada.

Así, el equipo local, que no contó hoy con el capitán Emiliano Vecchio por una lesión muscular, se recuperó de la eliminación en los cuartos de final de la Copa Sudamericana ante Bragantino. Jugó bien el reciente clásico con Newell´s y esta tarde salió del fondo de la tabla con una goleada.

Comentários no Facebook