Velez y Boca igualaron 0 a 0 en Liniers.

0
2

El Xeneize y el Fortín igualaron sin goles en el choque de ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga.

En un partido que estuvo cargado de tensión por el comportamiento del público hacia Mauro Zárate, Vélez Sarsfield mereció esta noche algo más que un empate 0-0, en el estadio José Amalfitani, por el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Superliga.

Si bien no lució ni tuvo la fluidez que lo caracteriza, Vélez estrelló dos pelotas en el travesaño y transformó como figura al arquero Esteban Andrada.

A Boca se lo vio a paso lento, quizás afectado al partido del último jueves por Copa Libertadores frente a Atlético Paranaense, y se le complicó en la elaboración, con un Zárate que no gravitó.

La revancha se jugará el próximo jueves, desde las 21.10, en La Bombonera, y el ganador irá en semifinales con el triunfador de Argentinos Juniors-Gimnasia y Esgrima La Plata.

Vélez mostró mejores recursos para hacer circular la pelota y a los 18 estuvo muy cerca de abrir el marcador, con un avance manejado por Almada, quien tocó dentro del área a la izquierda para Vargas, pero el Monito falló en el control y le facilitó el trabajo al arquero Andrada.

Boca estuvo desconectado colectivamente y sólo se acercó a Hoyos por pelotas paradas, com ocurritó a los 29, con un cabezazo de Izquierdoz, luego de un tiro libre de Zárate.

En el comienzo del segundo período, Vélez estuvo muy cerca con un cabezazo de Fernández que pegó en el travesaño, tras un córner desde la derecha de Almada.

El local fue el claro dominador, pero le faltó profundidad ante un Boca carente de ideas. A los 28, el Fortín apuró y estuvo a punto de romper la paridad: Fernández envió el centro desde la derecha, el esférico rebotó en Buffarini y el chileno Galdames cabeceó al arco y Andrada salvó de manera espectacular.

Lo de Boca fue pobre, y en 33 tuvo una corrida de Ábila contra los centrales velezanos que tuvo la aplicada salida del arquero Hoyos.

Vélez siguió mejor en los últimos minutos y en 37 otra vez se lució Andrada, ante un bombazo de Barreal. Tres más tarde, Domínguez probó desde fuera del área e hizo mover el travesaño.

El resultado no se modificó y los aplausos del final premiaron la búsqueda de Vélez, que hizo más méritos que Boca para llevarse la victoria en la ida.

 

Comentários no Facebook